Sonntag, 17. Juni 2018

Niños / Kinder

Cuando veo cómo mis niños juegan, trato de recordar mis años primeros junto a mis cinco hermanas y hermanos, pero no puedo recordar realmente mucho.

Wenn ich sehe wie meine Kinder zusammen spielen versuche ich mich an meine Jahre als Kind zu erinnern, als ich zusammen mit meinen 5 Geschwistern war, aber ich habe nicht wirklich viele Erinnerungen.

Puedo ver las diferencias en la personalidad de Paulo y de Natalie. Intento recordar cómo eran mis hermanos. Pero ya hace tanto tiempo.

Ich sehe die unterschiedlichen Persönlichkeiten von Paulo und Natalie. Ich will mich an die von meinen Geschwistern erinnern. Aber es ist schon eine lange Zeit her.

Lo bueno es que puedo jugar con mis dos niños, y disfrutar lo que yo llamo "mi segunda infancia" a su lado. Haciendo con ellos cosas que siempre quise hacer y que rodeado de cinco hermanos no fue posible.

Das Gute ist, dass ich mit meinen zwei Kindern spielen kann und ich darf eine Art "2. Kindheit" geniessen. Ich kann mit ihnen Sachen tun, die gemeinsam mit 5 Geschwistern einfach nicht möglich sind.

Mis dos niños. Mi "grandote" y la "bonita".

Meine zwei Kinder. Mein "großer" und meine "Schöne".

Freitag, 11. Mai 2018

El Checo

Lo conocí en la secundaria. Estábamos juntos en el Grupo "c". Los niños eran asignados a los grupos siguiendo un sistema democrático que los agrupaba de acuerdo a su fecha de nacimiento. Así, los niños más jóvenes quedaban en el grupo A, les seguían los del B, etc. Eso significa que cumplimos años más o menos en las mismas fechas.
Era el alumno a vencer, el que sacaba las mejores calificaciones, el que hacía siempre la tarea, el preferido de los maestros.
En la preparatoria lo perdí de vista. Yo asistía a una preparatoria del centro, que era buena, y él estuvo becado en la preparatoria marista, cerca de la zona universitaria.
En la universidad nos volvimos a encontrar en algunas clases, pues aunque no estudiábamos la misma carrera, las materias del tronco común se entrelazaban más o menos.
Nos tocó hacer un proyecto de diseño de máquinas juntos.
A veces lo encontraba corriendo en el parque, a dónde yo también iba a correr.
Y de repente desapareció.
Ya nadie supo en dónde encontrarlo. Se especula sobre su vida.

Yo sólo me acuerdo que a veces dejábamos de vernos un año o dos, y a la siguiente vez que nos encontrábamos podíamos continuar nuestra plática donde la habíamos dejado.
A veces me imagino que lo encuentro, lo saludo "hola Checo", y que platicaremos sobre cómo siguieron nuestros planes de la última plática antes de que me fuera a vivir a otro lado, y él empezara su maestría en el Tec.

Freitag, 12. Januar 2018

Visitas sin contravisitas

Recordando mis hábitos del pasado, me doy cuenta que toda mi vida siempre visité a personas que no estuvieron dispuestas a visitarme a mí.
Desde mis primeros años en la escuela iba a las casas de mis compañeros, pero ellos no venían a la mía.
Después, en la preparatoria, seguín visitando a dos o tres compañeros hasta que dejé de encontrarlos en sus casas. No sé si no estaban en sus casas o si no deseaban más mis visitas. Nunca les pregunté.
Ésto de los blogs fué algo parecido. Todas esas personas desconocidas escribiendo. Supongo que en sus años más jóvenes también iban a visitar a sus compañeros de la escuela, de la preparatoria, de la Universidad. Un día dejaron de encontrar a sus conocidos en sus casas. Supongo.
Hasta en los desencuentros, nuestro mundo se ha digitalizado. Por lo menos ahora ya no hay que caminar hasta las casas vacías de amigos. Ni montarse en la bicicleta e intentar encontrar a las personas en otros lugares.
Con las redes sociales pasa algo parecido. Allí están dos o tres locos escribiendo, pensando que los demás contestarán algo a sus ocurrencias. Y pasan los días y las semanas sin ver respuestas.

Freitag, 23. September 2016

Del otoño y los recuerdos

La llegada de los primeros vientos fríos siempre me pone a reflexionar sobre el pasado.

  • ¿Qué ha pasado en mi vida en los últimos 5 años?
  • ¿Qué ha pasado en mi vida en los últimos 10 años?
  • ¿Qué le ha pasado a mis conocidos de hace muchos años?
... pasado... pasado... siempre pensando en el pasado...

¿Será que es lo único que de veras podemos "asir"? Los deseos y sueños que no se realizaron, se pierden en el limbo de los sucesos no ocurridos. El futuro es un gran libro no escrito, abierto en una de sus páginas interiores. Entonces nos quedan las cosas que si sucedieron.

Todo eso lo tengo claro, pero ¿porqué se "activan" los recuerdos cuando empieza a hacer frío?

Dienstag, 17. März 2015

Prueba desde el celular

Parece que si se puede escribir desde aquí. ¿Será cierto?

Dienstag, 16. Dezember 2014

Azuela y sus lecciones de vida

Hace unos años, cuando estaba yo en la escuela secundaria, el maestro de Español (apodado "el lobo") nos pidio leer la novela "Los de abajo" de Mariano Azuela. ¡En 2016 ya van a ser cien años de su publicación!
Casi al final de la novela hay una escena que se quedó muy grabada en mi cabecita de adolescente. Y es que Demetrio Macías quiere seguir peleando en la revolución. Y su esposa quiere que él ya se quede en su casa en paz a cuidar de ella y de su hijo de dos años, a quien Demetrio ni siquiera conoce.
—¡Demetrio, por Dios!... ¡Ya no te vayas!... ¡El corazón me avisa que ahora te va a suceder algo!... Y se deja sacudir de nuevo por el llanto.
El niño, asustado, llora a gritos, y ella tiene que refrenar su tremenda pena para contentarlo.
La lluvia va cesando; una golondrina de plateado vientre y alas angulosas cruza oblicuamente los hilos de cristal, de repente iluminados por el sol vespertino.
—¿Por qué pelean ya, Demetrio?
Demetrio, las cejas muy juntas, toma distraído una piedrecita y la arroja al fondo del cañón. Se mantiene pensativo viendo el desfiladero, y dice:
—Mira esa piedra cómo ya no se para...

Así hay gente en éste mundo de la cual se puede también se puede decir "mira esa gente cómo ya no se para..."

Mittwoch, 15. Oktober 2014

A mitad de octubre

La mitad del mes marca, al mismo tiempo, el término de las primeras dos semanas y el comienzo de las últimas dos semanas del mes.

Así se puede decir, partiendo de la misma referencia en éste espacio-tiempo que nos toca cohabitar,

  • que "apenas" han transcurrido dos semanas del mes, y la bebé de Andrés ya nació y Paulo ha crecido otra vez unos milímetros, y
  • que "nada más" quedan dos semanas para completar la fase del proyecto pendiente y para los preparativos del festejo del día de muertos.
Allí parado a la mitad del mes, como quien tiene en la mano un vaso de agua "medio lleno" que al mismo tiempo está "medio vacío".

Por otro lado, 15 o 16 días eran para los mayas casi un mes completo, pues los suyos tenían 20 días. Igual han de haber dicho los mayas en su tiempo "apenas" ha pasado un mes desde... y "nada más" nos queda un mes, para...

Así seguimos persiguiendo el tiempo y somos, al mismo tiempo, perseguidos por él.